La importancia de sentarse bien frente al volante

Estar bien sentado frente al volante puede ser el factor decisivo para evitar un accidente, ya que el tiempo de respuesta depende mucho de la posición del conductor. El tiempo de reacción de las personas en condiciones normales oscila entre 0,5 y 1,2 segundos, aunque, esto varía según la edad y las condiciones físicas.

La Universidad de Valencia dio a conocer a través de una tabla cómo puede variar el tiempo de reacción en un conductor bajo ciertos factores, éste va entre 0,5 y 2,0 segundos:

Persona/Condiciones        De día      De noche      Noche y con tráfico

Jóvenes hasta 35 años         0,5             0,8                 1,2     segundos

Adultos entre 36 y 60          0,8             1,2                 1,5      segundos

Tercera edad más de 60       1,2             1,5                 2,0     segundos

También, debemos considerar que los tiempos de reacción incrementan si vamos realizando otras actividades mientras conducimos o si no estamos bien sentados y perdemos detalle en el camino, además, conducir el vehículo en una posición incorrecta complica la movilidad en el asiento, lo que retrasa las medidas para evitar accidentes.

Un error muy común es el de estar casi recostado en el asiento del conductor. Dicha posición sólo entorpece al manejar un automóvil, hace que disminuyas el tiempo de reacción y aumenta la posibilidad de tener un accidente. Desde ese “cómodo lugar” pierdes detalles de vista y, lo peor, si se sufre un accidente no podrás hacer mucho por tu seguridad.

Sentarse correctamente en el lugar del conductor es muy sencillo. Primero mide la distancia de tu pecho al volante; para hacerlo colócate frente al volante, extiende tus brazos, pon tus muñecas sobre el volante sin separar la espalda del asiento, si no tienes que estirarte de más, estás en la posición correcta.

Las rodillas siempre deben estar dobladas, como en un asiento normal. Nunca debes estirarte de más para alcanzar un pedal. Con la mirada al frente y la cabeza recargada en el reposacabezas. Estas sencillas instrucciones te pueden salvar de un accidente. No olvides ponerte el cinturón de seguridad antes de comenzar tu viaje.

Fuente: gnpdrivingschool.com